Sebastiao Salgado

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

OJOS DE UN PLANETA GRIS

Sebastiao Salgado, Brazil.

 

Exodo

“Durante seis años trabajé entre fugitivos en el camino, en los campamentos de refugiados o en las barracas urbanas a donde con frecuencia van a parar. Muchos pasaban los peores periodos de sus vidas. Estaban asustados, incómodos y humillados. Aun así se dejaron retratar. Yo creo que querían dar a conocer su condición. Muchos se paraban frente a la cámara como lo harían ante un micrófono. Es verdad, muchas veces fue alentador. En situaciones que uno esperaría indignación y amargura encontré dignidad, compasión y esperanza. Gentes que habían perdido todo y aún querían confiar en un extraño. Llegué a sentir una gran admiración por gente que lo arriesga todo, sus vidas incluidas, para mejorar su destino. Encontré cuán sorprendente puede ser el esfuerzo de los humanos por adaptarse a condiciones de completa estrechez.

Para llevar a cabo este proyecto, visité muchas ciudades y países por primera vez. Pero cuando regresaba a lugares que ya conocía, era doloroso comprobar que la situación solía estar peor.

A veces, no sabía dónde estaba: “¿En El Cairo, en Yakarta, en Ciudad de México?” En todas partes existen esas mismas islas de riqueza en medio de la pobreza, como los espacios verdes de Manila, que son clubes de golf privados en lugar de parques públicos.

Yo vengo de un país pobre, lo humano me interesa mucho, con la fotografía documental que hago intento provocar un debate. La fotografía es como un vector ligado con los problemas. No fotografío a miserables, sino a pobres que tienen una enorme dignidad y luchan para mejorar su vida. Mi trabajo es denuncia y testimonio”.

Genesis

“Me acerqué mucho a la naturaleza y entonces, como último gran proyecto -porque ya voy quedando mayor, tengo 62 años y este proyecto me llevará ocho- tomé la decisión de hacer una historia sobre la megadiversidad del planeta.

Es un proyecto que empezó en gran medida en función de otro proyecto medioambiental que tenemos en Brasil (el Instituto Terra, en Minas Gerais, http://www.instituto terra.org). Trabajamos allí para la recuperación de una parte de la floresta o selva tropical de la costa atlántica en Brasil desde hace 15 años.

La idea es presentar el planeta de una cierta forma a la gente, de modo que -quien sabe- tal vez yo pueda ayudar a que la gente comprenda un poco mejor su planeta. La idea también es mostrar lo que aún tenemos puro en el planeta y que tendríamos que preservar hoy.

Entonces tomé la decisión de fotografiar partes del planeta que son puras y aún hay muchas muy puras. Hemos destruido 54% del planeta pero esto significa que cerca del 46% aún está allí y que si nosotros le prestamos atención, podríamos preservarla y mantener un cierto equilibrio que hoy estamos casi rompiendo.

Creo también que nos hemos apartado mucho de nuestro planeta. Nos hemos quedado puramente urbanos y tenemos hoy la pretensión de ser un animal puramente racional, y toda esta parte espiritual e instintiva que ha permitido la preservación de nuestra especie hasta hoy está siendo descuidada.

Hemos creado este desequilibrio entre nosotros y la naturaleza que somos, nos consideramos algo aparte, distinto.

Yo solamente fotografío en blanco y negro, así que al hacer esta historia tenía que ser en blanco y negro y creo que las imágenes cumplirán un poco su misión. La historia del blanco y negro muestra siempre esa abstracción, que permite a la gente concentrarse en la esencia de la imagen.

Los animales tienen una curiosidad respecto a nosotros igualita a la que nosotros tenemos respecto a ellos, hace falta tiempo. Por ejemplo, las ballenas que son seres que viven a grandes profundidades, son seres muy curiosos y con los que es fácil mantener una relación. Hubo una ballena que cada vez que llegábamos se aproximaba al barco y movía su cuerpo casi 180 grados para ver quien venía, nos daba señales, se calmaba y venía cerca de nosotros. Terminamos sintiéndonos muy cercanos a esta ballena.

Yo no tengo una misión como fotógrafo ni una misión como militante ni nada de eso. Yo tengo una forma de vida, es mi forma de vida. Entonces para mí es un placer muy grande ir, fotografiar, participar y que esas fotografías sirvan para algo, a comprender, a una mejor relación entre nosotros, a un mejor acercamiento al planeta.

A pesar de que he fotografiado muchas cosas muy difíciles, muy duras, yo tengo esperanza de que podamos resolver esos problemas y vivir de otra forma”.

BBC World


muzderauli.wordpress.com

Anuncios

Un comentario en “Sebastiao Salgado

  1. Hola felicidades por el proyecto, aunque no entiendo mucho de arte ni fotografía ni de la vida mismo, quiero agradecerte por esta oportunidad que nos la das para conocer la situación en la que se encuentra este hermoso planeta que sin lugar a dudas es un paraíso, la situación de la gente que lucha por ser feliz, por ser libre y por vivir en armonía con el planeta, gracias por retratar la esencia, la pureza de esta realidad q vive hoy mismo la Tierra….
    Felicidades….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s